Visitamos al diablo

aaa

Llegamos a Punta del Diablo, allá donde dejó el poncho.

Para quienes ya fueron no hay mucho que decir, pero para los que no lo conocen, sí.

Punta del Diablo es un pueblo de pescadores que durante el invierno queda vacío. Las 800 personas que viven durante el año se transforman en decenas de miles, las pequeñas tiendas en supermercados, los bares y restaurantes limpian la tierra y vuelven a abrir.

La moneda gira y cambia de cara. Sin embargo, el encanto se mantiene.

bbb

Punta del Diablo logró aprender y crecer. Sus playas son hermosas, hay casas, hostales, hoteles y campings, bares, restaurantes y panaderías. El balneario da para todos y se logra disfrutar minuto a minuto.

Nos sorprendimos, no esperábamos tanto, pero Punta del Diablo nos volvió a enamorar.

ccc

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTube e Instagram?

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s