Guía A la Vuelta para conocer Soriano

aaa

Terminamos nuestro recorrido por Soriano, conocimos su capital, sus pueblos, sus rincones y su paz. Esta es la guía de A la Vuelta para conocer Soriano.

Si querés arrancar con un videito, armamos un resumen de nuestro recorrido acá.

Lo primero que recorrimos fue Mercedes, la ciudad con la mejor rambla del mundo según sus habitantes. Nosotros la visitamos y si bien no nos la jugamos tanto como para afirmar eso, podemos asegurarte que no tiene desperdicio, es inmejorable.

Son varios kilómetros de una espectacular rambla que intercala playa con pasto y el Río Negro de fondo. Del lado de enfrente hay casas divinas (no te pierdas la Castillo Eslabay) y en el medio un cantero de palmeras que hacen que todo cierre de manera espectacular. Las calles parecen avenidas, la rambla parece importada de algún rinconcito de Europa.

Sobre el final de la rambla nace una calle que te lleva a “la isla”, una especie de parque entre el agua y Mercedes. En ella podés conocer al único semaforero del mundo. Una persona encargada de regular un semáforo para que el tránsito no genere dificultades. Acá te lo explicamos mejor.

Pero más allá de la rambla hay cosas buenísimas para ver.

Si buscás sorprenderete, a unos pocos kilómetros del centro se encuentra la ex residencia del Barón de Mauá. Un castillo gigante, bastante bien conservado, en el que se puede apreciar lo que era ser un terrateniente hace varios siglos. Desde arriba del castillo hay una vista divina de Mercedes y el Río. Y sobre el piso se encuentra el museo paleontológico (vale la pena pasar un ratito, hay cosas muy sorprendentes) y la única bodega municipal de nuestro país (no la visitamos).

En el centro hay un par de casas que llaman la atención. Nuestra favorita es la Casa Matosas, hecha con todo el estilo de Gaudí. Quizás la casa más loca y llamativa que vimos en nuestro país.

fff

Totalmente distinta, pero también hermosa está  la casa de la cultura, ex Sociedad Italiana. La Catedral de Mercedes junto a La Plaza merecen su visita también.

Lo último que te recomendamos es que hagas el paseo en el Soriano 1, un catamarán municipal que te lleva a conocer la magia del Río Negro. Para sumarte a los paseos acercate a la Manzana 20 sobre la rambla, en donde queda ubicada la oficina de información turística. Mirá el video de ese paseo acá.

En nuestro rincón gastronómico destacamos la Heladería Topo Giggio (tremendos helados), El Patio (un bar/restaurante muy distinto), el Café del Sol y el Club Remeros, ambos sobre la rambla.

Para hospedarte te recomendamos los dos lugares en donde nos quedamos: el Hotel Brisas del Hum y el Hotel Colón.

Desde Soriano nos fuimos para Sacachispas (ex Villa Darwin o Perico Flaco), un pueblo de unas 500 personas en donde no sucede mucho.

aaa

El pueblo se hizo famoso cuando hace ocho años se votó por nombrar de una sola manera al lugar, en lugar de llamarla de tres modos distintos. Acá contamos la historia completa.

El encanto del lugar tiene que ver con el Cerro de los Claveles y su hermosa vista, con las galletas de campaña de la panadería El Gallo (las mejores galletas de campaña del país, según mucha gente) y con eso que sucede en pueblos chicos de nuestro país: conocer historias increíbles.

A pocos kilómetros del “chispa” fuimos a conocer al Titi Vargas y su boliche, ubicado en San Diós. Ese es el gran recomendado de la zona. Conocé la historia y sus fotos en este link.

Seguimos rumbo y conocimos dos lugares a los que la gente lo cambió para mejor.

bbb

El pueblo Palmar está atravesado (literal y metafóricamente) por el Río Negro y el embalse que se provocó para la instalación de la represa generó un lugar para veranear muy particular con atardeceres impresionantes, aguas amplias y muy lindas, y veranos inolvidables como los que tienen las personas que acampan allí.

Por otra parte, El pueblo Santa Catalina no tiene atractivos naturales, pero su gente le puso empeño a cada rincón, restauró la vieja estación de AFE, generó circuitos turísticos en emprendimientos de queso, caballos y estancias antiguas.

La consecuencia es una suma de propuestas que se prestan para quedarse más que un rato cuando pasás por Santa Catalina, que además fue ganador del premio Pueblo Turístico hace pocos años.

Acá subimos fotos sobre Palmar y Santa Catalina.

Arrancamos para Dolores, la segunda ciudad más grande del departamento y recorrimos la ciudad. Conocimos historias sobre cómo la gente levantó el lugar tras el terrible tornado, visitamos su ramblita y continuamos para la zona en donde nuestro país nació.

En Dolores recomendamos el Hotel Argón y el restaurante Lo de Lucy.

Estuvimos en dos lugares muy importantes para la creación de Uruguay: Villa Soriano, primer pueblo de Uruguay, y la Playa de La Agraciada, lugar en donde desembarcaron los 33 orientales.

Hoy en día, ambos tienen un gran atractivo para los veraneantes porque la playa y el agua de río se postulan como buenas opciones para ir de vacaciones. Algo así como veranear en donde nació la patria.

Conocé más de estos lugares en estas imágenes.

Soriano tiene de todo: belleza, tranquilidad, historia y naturaleza. Bajo su carta principal que es Mercedes, esconde un montón de cosas que vale la pena visitar.

Si vas a Soriano desde Montevideo y querés alquilar un auto, nosotros conocemos la empresa Dollar, es la que nos resultó más económica y son re buena onda.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTube e Instagram?

Descargate la versión para imprimir.

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s