Allá donde Uruguay limita con Rusia

IMG_9051.JPG

En San Javier, los niños creen que comer shashlik y piroshkis es normal, que leer carteles en cirílico o tener matrioshkas en una plaza es común, que bailar kalinka es cosa de todos días y que llamarle Gorki o Pobeida a un teatro es una obviedad.

Sin embargo, para los que venimos de afuera, San Javier es muy pintoresco e interesante porque nos deja conocer la historia de esta comunidad cooperativa y nos muestra cómo el tiempo hizo de este lugar un pedacito de Rusia en Uruguay.

San Javier es un pueblo de casi 2.000 personas, fundado hace poco más de 100 años. En 1913 llegaron al pueblo 600 rusos, escapándose de su país por no poder practicar libremente su religión y con un solo objetivo: empezar sus vidas nuevamente.

Apenas tocaron el puerto de Montevideo, dos barcos los trajeron hasta Río Negro y desde el primer minuto se pusieron a trabajar todos juntos, de manera cooperativa, para que el pueblo salga adelante.

Desde ese momento el crecimiento fue enorme, tanto en infraestructura como en la integración con los uruguayos.

Hoy San Javier vive en el medio entre Uruguay y Rusia. Si bien hay pocos descendientes directos de las familias fundadoras y la mayoría son uruguayos con algo o nada de raíces rusas, la tradición se mantiene.

Pasear por el pueblo es visitar un lugar particular, charlar con su gente tiene otro encanto.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTube e Instagram?

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s