Días largos, noches mínimas

13765885_1079591582133506_1737371556297420026_o.jpgEstamos en Edimburgo en verano. Es cierto, el clima no es sensacional ni el calor insoportable, pero se da un fenómeno que nos encanta: los días duran una eternidad.

Por la ubicación geográfica de Escocia y el momento del año en el que vinimos, tenemos noches de un par de horas y luz solar durante muchísimo tiempo.
Como ejemplo, el día más largo del año fue el 21 de junio (nosotros llegamos el 4 de julio), que amaneció 4.26 y anocheció 22.03. Más de 17 horas y media de “día”. Esa noche no llegó a oscurecer del todo, sino que el cielo se puso azul oscuro y antes de pasar a negro empezó a aclarar para una nueva mañana.

Los que viven acá dicen que trastoca un poco la rutina, los horarios y las actividades. Por ejemplo, que a veces se cuelgan charlando en un parque y terminan cenando a las 12 de la noche, algo que acá es tardísimo.

Pero a nosotros nos encanta porque casi siempre es de día y aunque trabajemos muchas horas, queda tiempo para disfrutar al aire libre.

La foto del “día” es de las 10 de la noche y se ve el cielo clarito.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s