El asado menos uruguayo del mundo

La historia podría contar que estando lejos del país nos propusimos hacer un asado, preparamos el fuego, tiramos la carne y volvimos a Uruguay, aunque sea a través de los sabores. Pero sería mentira.

La posta es que compramos una parrilla descartable (que trae carbones, una hoja para prenderla bien fácil y una rejilla donde apoyar la comida), pusimos unas hamburguesas compradas y las hicimos en un parque.

No hubo cervezas, picadita ni gran sobremesa porque entrábamos a trabajar al ratito de comer.

Sin embargo, había sol y teníamos que aprovecharlo. Aunque no fue lo más uruguayo del mundo pasamos muy bien y la foto que tenemos con los amigos que vinieron a comer con nosotros salió borrosa por el humo de la “parrilla”, así que tan desastrosa no fue.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s