Lo lindo de ser de Uruguay (un paisito)

Cuando paseamos por Indonesia o cualquier país grande no podemos dejar de extrañar lo lindo que es ser de un país chiquito. Cuando se trata de un lugar en el que casi no existe transporte público, la cosa se pone más extrema.

Decidimos cambiar de Isla, pasar de Bali a Gili Air, y pagamos las consecuencias.

Salimos de Bali en el único transporte que conseguimos: una camioneta de una empresa privada que nos llevó en dos horas hasta un puerto. Llegamos a las nueve y a las diez salió un barco que demoró cinco horas en llegar a destino.

Arribamos a Lombok (la isla en la que hay que parar cuando se trata de conectar Bali y Gili Air) y ahí tuvimos que tomar una camioneta de una hora para llegar al centro de la isla. Para esa hora ya no había más transporte (eran las cuatro de la tarde).

q (3) (800x533)

Tuvimos que dormir ahí y al otro día de mañana tomar dos camionetas más para llegar a otro puerto del que salen pequeños barquitos hacia nuestro destino. Luego de navegar solo 12 minutos, finalmente llegamos.

Indonesia es tremendamente complicado en cuanto a transporte y las distancias no ayudan pero le ponemos la mejor cara.

q (2) (800x533)

 

Por fin llegamos a esta isla-paraíso y el esfuerzo se va a pagar con disfrute.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios