En Singapur también se puede hacer dedo

13000172_1021262987966366_4988877043700171846_n.jpgNos vamos al aeropuerto para ir a Indonesia y cuando llegamos a la planta baja, el señor de la foto está poniendo su valija en el baúl de un taxi. De traje y con pinta de apurado, encara hacia la puerta de adelante para subir.

Entonces, le preguntamos:

– ¿Vas para el aeropuerto?

– Sí

– ¿Nos llevás?

– Obvio.

Y así de simple estamos en viaje al aeropuerto, conversando sobre fútbol y viajes. De hecho, el señor que nos lleva nos contó que no para de decirle a su hijo que “tiene que viajar cuando cumpla 18” en lugar de encarar directo los estudios y también nos felicitó por estar haciendo lo que más nos gusta.

Cuando le agradecimos por llevarnos, dijo: “Gracias a ustedes por dejarme traerlos”.

Y una vez más, sin esperarlo, el viaje nos recuerda que pedir es un hábito tan noble que, sin saberlo, nos permite colaborar con aquellos que necesitan dar ayuda.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s