La anécdota más impresionante de nuestro viaje

12371021_941323665960299_490269039092460274_o.jpgLo acabamos de contar en Justicia Infinita (sitio oficial) pero va de nuevo y resumido para los que se lo perdieron. Si te quedás con ganas de más o no querés leer y preferís la historia completa, el audio está acá (se puede escuchar o descargar):http://chirb.it/sOEM5I

Resulta que estábamos a cinco horas de Tokio y un tipo nos ofreció dejarnos en su pueblo, del que partía a la mañana siguiente con destino a la capital de Japón. Aceptamos porque no la veíamos como para llegar en esa noche.

12359921_941323709293628_1927217054542022115_n.jpgArriba de la camioneta le preguntamos si había hospedajes baratos y sin dar vueltas nos dijo que tenía un lugar para nosotros. ¡Bingo! Festejamos que tenía dos colchones para nosotros pero no: era una casa de huéspedes entera.

Al rato de llegar a la casa, después de una cervezas y de brindar por el encuentro, nos llevó a su restaurante de comida típica, su chofer nos llevó a comprar alimentos para el desayuno del día siguiente, nos pagó todo y nos devolvió a la casa.

12366103_941323675960298_5885866610244794105_o.jpgA la mañana próxima, como había trabajado hasta tarde en la noche, decidió no manejar hasta Tokio e ir en tren bala. Sin dudar nos dijo que también compraría los tickets para nosotros. De rebote, nos regaló la experiencia de viajar a más de 250 kilómetros por hora, algo que no habíamos hecho antes.

Hace 20 horas le preguntamos a un tipo si nos llevaba hacia adelante todos los kilómetros que pudiera hacerlo y terminó prestándonos su casa, dándonos cómida, pagándonos el pasaje en tren bala hasta el destino final y nunca, nunca alardeó del dinero que tiene (su chofer nos dijo que maneja fortunas) ni del enorme favor que nos hacía; siempre compartió el tiempo con nosotros como si fuéramos viejos amigos.

Esta es la mejor anécdota de todo nuestro viaje, y no porque dormimos en una casa linda, comimos rico, tuvimos chofer o viajamos gratis en tren, sino porque nos llegó por hacer algo que defendemos, por viajar de la manera que sentimos más apropiada para generar las chances de que algo así suceda: a dedo, a pie, sin apuro, abiertos, dispuestos a dejar fluir el viaje hacia la dirección que el destino quiera.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Con un nuevo amigo en el sur de Japón y más convencidos que nunca de que esta es la manera, seguimos con toda A la Vuelta!

PD.: Si tenés un rato, escuchá el audio, tiene muchos más detalles y vale la pena. El link es este, se puede escuchar o descargar:http://chirb.it/sOEM5I

Anuncios

Un pensamiento en “La anécdota más impresionante de nuestro viaje”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s