Detalles que hacen la diferencia

12307598_937450719680927_377269505998443766_o.jpgFuimos al súper y al pagar vimos ese tarrito con monedas de un yen.

No entendimos qué significaba (aún estamos puliendo nuestro japonés) y asumimos que era para dejar donaciones.

Al día siguiente fuimos a pagar y nuestra cuenta era de 1.241 yenes. La cajera nos pidió permiso y tomó una de esas monedas, por lo que nos cobró 1.240.

Consultamos y nos explicaron que este supermercado pone a disposición de los clientes hasta cuatro yenes para facilitar el cambio y no llenarte de monedas.

La plata no es significativa, como no lo son otros costos de algunas empresas que prestan servicios en Japón. Lo increíble es el profesionalismo con el que son prestados los servicios y el afán que ponen en hacerte sentir bien a la hora de consumir.

En Japón todo está pensado muchísimas veces. El resultado es excelente, las facilidades son enormes.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Seguimos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s