El cuerpo tambien necesita su nafta

12045624_911537778938888_7539696061591721720_oVeníamos bárbaro, con ritmo constante, velocidad interesante, tiempo de sobra y los tanques llenos.Pero picó el hambre y cuando el estómago llama, hay que atenderlo.

La solución: el pueblo que se puso en nuestro camino, donde encontramos unos “buuza” (algo así como ravioles de carne gigantes y esféricos que se cocinan al vapor) deliciosos.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Panza llena, corazón A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s