Mateando con nómades en Mongolia

12080222_911370662288933_6845883677428088006_o

Estamos en la Mongolia rural pero la realidad es que por acá no se toma mucho mate. Entonces tuvimos que sacar el nuestro, calentar agua, hincharlo y empezar la rueda.

No fue tan fácil como parecía, porque los gauchos de Asia Central no están acostumbrados al “amargo”. El mate de acá se llama “airag” y está hecho con leche de yegua fermentada; el sabor es algo así como el de vino con leche y no está nada bueno.

Pero la cuestión es que salió un mate de los nuestros y empezó a girar entre los nómades.

Al principio: caras de asombro; después, palpar la yerba y olerla. Y luego, por fin, probarlo con cautela.

Las reacciones fueron buenas: alguna cara de asco se escapó, pero varios pidieron repetir y nos bajamos un litro de agua en un ratito nomás.

En las fotos se ve la secuencia desde que lo reciben hasta que lo prueban y la verdad es que el mate fue, como siempre, la excusa para sociabilizar, aunque sea sin mucho idioma.

Seguimos fascinados con las cosas que nos pasan en Mongolia.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Además, hay mate para todos A la Vuelta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s