Guía de San Petersburgo: nuestras percepciones sobre la ciudad

wpid-20150620_174314.jpgVisitar ciudades grandes resulta complicado y tedioso. Por una parte, tenemos mucha información y decenas de lugares que queremos recorrer, mientras que por otro lado los consejos nos llegan de páginas que no sabemos si son confiables o debemos seguir. Por eso te proponemos nuestra guía, producto de una extensa selección y 15 días de estadía en la segunda ciudad más importante de Rusia, aunque probablemente la más linda.

Antes de comenzar a recomendarte lugares específicos es importante que sepas que San Petersburgo (su centro y alrededores) es una ciudad hermosa para recorrer; no tiene ningún tipo de alturas, por lo que se puede caminarla fácilmente y la mayoría de las atracciones se encuentran en pleno centro de la ciudad. A las pocas horas lograrás ubicarte perfectamente.

Hecha esta aclaración, te enumeramos lo que no deberías dejar de hacer en San Petersburgo, ordenado por importancia.

Los 10 lugares que no podes perderte son:

  • Plaza del Palacio y Museo Hermitage: la plaza es donde se encuentran la mayor cantidad de atracciones, queda ubicada en el corazón de la ciudad y dentro de ella está la Columna de Alejandro (mide 47 metros y medio y es el monumento más alto del mundo en su especie) y el Museo Hermitage. Por la zona hay gente las 24 horas del día y vale la pena visitarlo de día y de noche, ya que la iluminación cambia mucho lo que se ve.El museo, por ser parte de lo que era el Palacio de Invierno de Caterina la Grande, se diferencia del resto de los museos, ya que las obras de arte están en los salones pero englobados en una gigante obra maestra como es el edificio en sí. No somos amantes del arte clásico, ni mucho menos, y nos encantó este museo porque el edificio es deslumbrante, cada habitación propone algo diferente, desde el piso hasta el techo. Cuenta con más de tres millones de obras de arte y es uno de los museos más grandes y antiguos del mundo.Abre de martes a domingo de 10:30 a 18 horas y el precio es de 600 rublos. Los miércoles cierra a las 21 horas y si tenés suerte de estar en San Petersburgo el primer jueves de cada mes, la entrada es gratuita. Te recomendamos llegar a eso de las 10 y con tu entrada previamente comprada por internet porque de lo contrario, la fila es interminable. Además, si entrás temprano encontrarás menos personas; a partir del mediodía se hace prácticamente imposible caminar. La visita demora unas 3 horas y vale su tiempo. Más información, acá.
En la Plaza del Palacio, con el Museo Hermitage de fondo.
En la Plaza del Palacio, con el Museo Hermitage de fondo.
  • Nevsky Prospect: a tan solo dos cuadras de la Plaza del Palacio se encuentra la avenida más importante de la ciudad. En ella se pueden realizar compras de todo tipo, comer y apreciar varios espectáculos de artistas callejeros. Vale la pena caminarla tanto de día como de noche y cruzar los diferentes puentes que atraviesan el Rio Neva y sus canales. En la avenida se encuentra el Palacio Stronogov, que actualmente alberga el Museo de Rusia. Strogonov, además de ser el apellido que dio nombre a un plato conocido en el mundo, es el de la familia más rica de Rusia, que poseía este edificio. No ingresamos al museo, pero al menos vale la pena pasar y apreciar el edifico.
  • Catedral de Kazan (actual catedral de la ciudad): la entrada es gratuita y el edifico es muy pintoresco. Ya que estás ahí, frente a la catedral se encuentra la Librería Singer con su particular cúpula. En ella se encuentra una librería muy particular y las oficinas del Facebook ruso (que no se pueden visitar). La idea de los arquitectos de este edificio era hacer un rascacielos, el primero de la ciudad, pero no se lo permitieron porque las autoridades de San Petersburgo querían mantener una coherencia arquitectónica: los edificios que se encuentran más cerca del cielo deben ser los de carácter religioso. Entonces, decidieron hacer una especie de truco y generar una cúpula sobre el edificio para transformarlo, de todas formas, en el más alto de la ciudad.
La catedral de Kazan
La catedral de Kazan
  • Calle Fontanki (Naberezhnaya Reki Fontanki): otra de las caminatas obligatorias de la ciudad. Es la calle que bordea una de los caminos costeros más lindos de la ciudad, ideal para ir a ver un atardecer, comer o tomar algo durante la noche. La “Fontanki” es el paseo que resume la relación de la ciudad con el agua.
  • Rio Neva, sus puentes y el paseo en barco por sus canales: así como Londres convive con el Thamesis, San Petersburgo lo hace con el Rio Neva. En todo San Petersburgo hay 342 puentes que le dan un toque único a la ciudad. Cuando Pedro el Grande eligió, en 1703, crear una nueva capital para Rusia, reformó San Petersburgo con proyectos arquitectónicos que resultaron en una ciudad que vive sobre el agua y se conecta a través de cientos de puentes. La principal atracción de esta ciudad es caminarla. Con sus edificios de poca altura y su estilo europeo, resulta hermoso ir de paseo y perderse por cualquiera de sus calles.De día, se pueden apreciar gigantes edificaciones de diferentes colores que decoran las orillas del río y de noche, la ciudad se ilumina para brindar un espectáculo único y los paseos en barco son espectaculares. Para saber todos los detalles de nuestra experiencia en esta visita nocturna, mirá nuestra entrada acá.Algunas de las edificaciones que se deben visitar a orillas del Rio Neva son: la actual Universidad de San Petersburgo, la Academia de artes y la Escuela naval. Los tres son edificios para apreciar desde afuera, rodearlos a pie y entender su inmensidad. Incluso, recomendamos disfrutarlos desde el otro lado de la costa para apreciar su presencia.Sobre la costa se encuentra también el Buque aurora. Creado en 1897, fue una embarcación que participó de varias guerras importantes para Rusia y el 7 de noviembre de 1917, disparó su cañón para dar comienzo a la Revolución de Octubre, que tomó por asalto el Palacio de Invierno. El buque continua siendo un símbolo de la revolución comunista y un tributo a las historia de Rusia.Funciona como museo y abre de 10  a 16 horas todos los días excepto los lunes y viernes (OJO: cada unos meses lo retiran para realizarle servicios de mantenimiento, por lo que es clave revisar si se encuentra abierto cuando estarás en la ciudad). No hay una página oficial que actualice el estado del buque, así que hay que acercarse hasta ahí y preguntar.

    El Río es parte de la vida de la ciudad.
    El Río es parte de la vida de la ciudad.
  • Estaciones de metro: durante la era soviética fue construido el metro de San Petersburgo. Lenin decidió que las estaciones debían ser construidas como “palacios para el pueblo” y realmente lo son. El metro funciona todos los días desde las 6 hasta la 1 y es recomendable visitar sus paradas a partir de las 22 para poder apreciar su belleza sin tantas personas alrededor.El metro de San Petersburgo no pudo ser inaugurado hasta 1955 por problemas geológicos y presenta una peculiaridad muy llamativa: es el metro más profundo del mundo (60 metros de promedio que tocan tu punto máximo en los 110 metros de profundidad)Las estaciones que no deberías perderte son: Avtovo, Pushkinskaia y Vostania. Podés encontrarlas acá.

    Las estaciones de metro deslumbran por su belleza.
    Las estaciones de metro deslumbran por su belleza.
  • Fortaleza de Pedro y Pablo: La primera construcción del nuevo San Petersburgo fue una ciudadela de protección; la Fortaleza de San Pedro y San Pablo. Es la primera estructura de la nueva era de la ciudad y en ella se encuentra la primera catedral, la primera prisión y la tumba de Pedro el Grande. Es un paseo lindo de visitar y se paga solamente por ingresar a la catedral y la prisión, para caminar por la fortaleza no es necesario sacar entrada. Las filas son largas ya que es uno de los paseos favoritos de la ciudad, sobre todo en días soleados y de fin de semana.El precio de la catedral y prisión es de 370 rublos y abre todos los días menos los miércoles. El horario es de 10 a 18 pero los martes cierra una hora antes. Revisá la información acá.Para completar el paseo es recomendable caminar por el parque Alexander, que se encuentra a la salida de la fortaleza.

    Nico en la puerta de la Fortaleza
    Nico en la puerta de la Fortaleza
  • Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada: Es la iglesia más hermosa de la ciudad, similar a Basílica de Moscú, y cuenta con la colección más grande de mosaicos de Rusia (abarcan más de 7.000 metros cuadrados), mármoles y piedras decorativas, tanto de Europa como de varias regiones de Rusia.Lo más atractivo del edificio es como luce desde afuera, pero si querés podés ingresar todos los días menos los miércoles, en el horario de 10:30 a 18 horas;  la entrada cuesta 250 rublos. Más información, acá.

    La iglesia más linda de San Petersburgo
    La iglesia más linda de San Petersburgo
  • Catedral de San Isaac: Es la mayor basílica ortodoxa y la cuarta catedral más grande del todo el mundo. Su edificio es magnífico y tiene un mirador que vale la pena visitar; nos permite ver la ciudad desde arriba con una vista de 360 grados.La catedral está abierta todos los días menos los miércoles, de 10:30 a 18 horas y la entrada cuesta 250 rublos. Más información, acá.Además, la catedral cuenta con su propio parque, que está en frente a la construcción, y es un espacio muy lindo para descansar y disfrutar de una buena vista o parar a comer algo. De un lado está la catedral y la estatua de Alejandro I, mientras que del otro está el Río y el monumento dedicado a Pedro el Grande.

    La Catedral de San Isaac tiene un mirador que vale la pena
    La Catedral de San Isaac tiene un mirador que vale la pena
  • Palacio Peterhof: Conocido como el Versalles ruso, fue en realidad el palacio de verano de Pedro el Grande. Es sin duda una de las visitas obligadas de San Petersburgo. Si bien queda a una hora del centro de la ciudad, vale la pena recorrerlo. No es necesario ingresar al palacio pero sí disfrutar de sus jardines. El parque parece salido de un libro de cuentos, con decenas de fuentes que rompen un paisaje casi paradisíaco. Los jardines mueren en una costa divina; el lugar es ideal para disfrutar durante todo el día. Abre toda la semana de 9 a 20 horas, aunque los sábados sigue hasta las 21.  El encendido de las fuentes de todo el parque es a las 11, por lo que te recomendamos llegar por lo menos 45 minutos antes y elegir un buen lugar para observar la ceremonia. Además de evitar largas filas llegando antes de las 10:30, hay cajas especiales para ingresar solo al parque. Si también querés conocer el palacio tenés que recurrir a las cajas especificadas (solamente en ruso). Mas datos, acá.

    El Palacio Peterhof, una de las visitas obligadas en las afueras de la ciudad.
    El Palacio Peterhof, una de las visitas obligadas en las afueras de la ciudad.

Luego de haber concluido con la lista de visitas que pusimos en el top 10, hay varios lugares que también están buenos para visitar. Otras atracciones que podes visitar y quedan cerca del centro son:

  • Palacio Yusupov: Forma parte de un muy lindo parque; es una buena opción para sentarse a tomar algo o disfrutar de un rato tranquilo en un lugar verde con un edificio atractivo en el fondo. El palacio es espectacular y queda sobre el  río Moyka. Fue una de las residencias de la familia más rica de Rusia de sus tiempos y cuenta con un condimento especial: en este palacio fue asesinado Rasputín.La entrada cuesta 500 rublos y abre todos los días de 11 a 17 horas (la entrada a la exhibición sobre el asesinato de Rasputín cuesta 300 rublos más). Hay más información en la página oficial.
  • El castillo de Michael: se puede visitar solamente su patio interior. El edificio es impresionante y queda a minutos del centro, vale la pena pasar unos minutos a darle un vistazo.
  • Campos de Marte: un gran parque que lleva el nombre del dios romano de la guerra y tiene una superficie de cerca de nueve hectáreas. Está perfectamente mantenido y es muy disfrutable. El parque termina, sobre el Río Moyka.

Otras atracciones, un poco alejadas del centro, son:

  • Monasterio de Alexander Nevsky: el complejo del monasterio incluye un cementerio (que no visitamos) donde se encuentran enterradas importantes figuras rusas como Tchaikovsky y varias de las edificaciones más antiguas de la ciudad. Además del edificio, que es enorme y particular, se pueden visitar los jardines. Se puede obviar. El complejo es de entrada gratuita pero los dos sitios más particulares cuestan dinero. Para ingresar al cementerio se pagan 150 rublos y para el Partenón, 100. Está abierto todos los días de 6 a 23 horas, aunque el cementerio abre de 9:30 a 21 horas y el Partenón martes, miércoles, viernes y sábado desde las 11:00 a las 17:00hs. Mirá más información acá.
  • Catedral de San Nicolás: el edificio es enorme y muy pintoresco. Por dentro no nos llamó mucho la atención pero por la distancia que lo aleja del centro y lo particular que es el edificio, vale la pena visitarlo. Abre todos los días de 6:30 a 19:30 horas y la entrada es gratuita. Más información en la página oficial.
  • Catedral de la transfiguración: a diferencia de la mayoría de las iglesias de la ciudad, después de la revolución soviética, esta institución nunca se cerró y hoy en día es una de las más visitadas de la ciudad. Otro de los tantos edificios religiosos de San Petersburgo: hermoso por fuera y normal por dentro. Abre de lunes a viernes de 8 a 20 horas. Mirá más información acá.
  •  Palacio de Caterina en Pushkin: el palacio es tan lindo como grande. Dentro de él hay varias salas que son lindas pero solamente un par pueden ser visitadas. Lo más llamativo del paseo son los jardines del palacio.Dentro del edificio se encuentra la Cámara de Ámbar, que fue una lujosa habitación del zar, consistente en un conjunto de paneles de distintos tamaños, zócalos y muebles, formados por miles de astillas de ámbar, cuyo precio era doce veces superior al del oro. La cámara fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y la reconstruyeron en 2003.La entrada al palacio sale 320 rublos. Abre todos los días menos los martes y el último lunes de cada mes.Llegar hasta Pushkin demora más de una hora, las filas son extensas y es una atracción muy visitada. Te recomendamos visitarlo con tiempo y en un día soleado. La comparación entre Pushkin y Peterhof es evidente porque ambos son palacios con jardines pero en cuanto a preferencias no hay dudas que Peterhof es muy superior, aunque ambos son muy lindos.En  caso de visitar Pushkin te recomendamos caminar por sus alrededores para visitar el barrio residencial y almorzar dentro del parque, por ejemplo, haciendo un picnic; además, los precios son un poco elevados en relación a los del centro.
El Palacio de Caterina de Pushkin
El Palacio de Caterina en Pushkin
  • Park Pobedy: el Parque de la Victoria es otro de los espacios verdes muy lindos de la ciudad. En él se encuentran decenas de monumentos dedicados a los héroes de las guerras rusas. Tiene un lago muy lindo y es ideal para ir a pasear un día soleado. Sin embargo, no es un muy particular.

Por último, te mostramos dos propuestas teatrales, una que recomendamos con énfasis, otra de nivel mundial y precio elevado:

  • Catedral Smolny: opción única. Todos los viernes, sábados y domingos hay un espectáculo diferente de música clásica. Las entradas son sumamente accesibles (desde 5 dólares en adelante) y el show es de muy buena calidad. Nosotros pagamos una entrada de 9 dólares pero el lugar es chico y la acústica excelente así que no hay diferencia entre los asientos. Altamente recomendable (comprá la más barata).Vale la pena ir un rato antes para recorrer los alrededores del edificio que es muy lindo. Abre de jueves a martes de 10:30 a 17 horas y es gratis: solo la entrada al mirador cuesta 150 rublos. La información completa está acá.

    Nosotros disfrutamos de un concierto con temas de Tchaikovsky
    Nosotros disfrutamos de un concierto con temas de Tchaikovsky
  • Teatro Mariinsky: es el teatro más importante de la ciudad. Las obras y ballets internacionales brindan sus espectáculos allí. El precio de las entradas es elevado (no menor a los 100 dólares en obras importantes) y exige un determinado nivel de vestimenta y prolijidad para poder entrar. De todos modos, vale la pena pasar a uvisitarlo por afuera y ver hall principal. La información completa está acá.

Dos yapas:

  • Mercado de Pulgas Udelka: un mercado en el que podés encontrar de todo y nada a la vez, como en los mercados de pulgas de todo el mundo, que vale la pena recorrer para conocer un poco de la idiosincrasia local y sus antigüedades. Se ven cosas que no hay en otros comercios rusos y se disfruta mucho. Mirá más información en nuestra nota especial sobre este lugar, acá.
  • Museo de Arte Contemporáneo Erarta: fuimos un día para cortar la rutina de la ciudad, salimos del centro y visitamos algo muy distinto e interesante. Lo contamos todo en esta nota.

En casi todas las atracciones de San Petersburgo hay descuentos para niños y para aquellos que tienen la tarjeta de estudiante de ISIC Internacional.

¿Alguna duda? ¿conocés San Petersburgo y tenés una opinión diferente? Comentá. ¿Estás planeando tu viaje a Rusia y tenés más preguntas? Usá el formulario de contacto.

Nos vemos A la Vuelta!

Anuncios

Un pensamiento en “Guía de San Petersburgo: nuestras percepciones sobre la ciudad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s