Primer puesta a punto

1167340_501592126600124_510997210_o

Nuestra rutina es caminar e ir entregando CVs, entrar a una especie de ”buscojobs” de acá y adjuntar más CVs, ir a entrevistas de trabajo y hacer algunos cursos que son obligatorios para entrar a ciertos laburos. Lo más pintoresco son las entrevistas. La que tuvimos para entrar como obreros de la construcción estuvo bien. Encaramos con el inglés, nos pagarían bien, parecieron buena onda y seguramente desde el martes laburemos algo ahí.

Además, hoy tuvimos una para entrar como mozos, mañana tenemos otra para un local de ”fast food” y el lunes otra para una empresa que hace algo de marketing que ni siquiera entendimos de qué se trata pero aplicamos igual porque así son las cosas.

La entrevista de hoy fue dantesca. Aberramos. Y te contamos por qué…

1- Demostramos un inglés débil. En este punto, la culpa fue de Germán. El entrevistador le pidió que levantara unos platos y señaló hacia donde estaban. El problema es que al lado había unos papeles y Ger levantó eso. Después le preguntaron si sabía manejar pantallas táctiles y respondió que llegamos hace tres días y nos vamos en un año. NADA QUE VER.

2- Nos preguntó si sabíamos levantar tres platos a la vez (como hacen los mozos) y todos dijeron que sí, a la vez. Cuando después le preguntó solo a Nico, volvió a decir que sí. Le pidieron que lo demuestre y ¡Chan!: no sabía. Mal ligado.

3- Nos preguntó si teníamos el RSA, un curso para el manejo responsable de la venta de alcoholes (para trabajar en bares) que se hace en dos horas. No lo tenemos pero por lo fácil que es tenerlo dijimos que sí. Nos empezó a preguntar sobre el examen y creemos que se dio cuenta del truco. Más mala liga.

4- Al salir, increíblemente, nos dio para adelante, no sin antes decirnos que cuando nos llamen vayamos afeitados, con el pelo prolijo, la ropa bien, etc. En definitiva, nos dio a entender que apestamos.

Lo más increíble es que ni siquiera estamos seguros de que no tenemos chances. Resulta que precisan mucha gente y quizá…

Bonus track: en el llamado decía que era preferible saber chino mandarín o cantonés. Los únicos NO chinos éramos nosotros.

¿Ya miraste todo lo que publicamos en FacebookTwitterYouTubeInstagram?

Seguimos A la Vuelta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s